La Azotacalles

Andrea Daza Tapia

La Azotacalles

Blog de Andrea Daza Tapia

You can scroll the shelf using and keys

Hallacas venezolanas

Hallácame fuerte, diciembre

15 December, 2012 — , ,

Andreina PietriniAndreina Pietrini es socióloga. Hace 16 años vive en Barcelona. Hace 7 hace hallacas. En diciembre se convierte en la proveedora de sabor venezolano para cientos de expatriados y europeos asimilados a la sazón latina. Para los no entendidos: la hallaca es el plato típico nuestro. Que no, carajo, que no es un tamal. Pero se parece. Sólo lo comemos en navidad.

Ingredientes:
  • Ají dulce
  • Harina pan
  • 3 carnes: ternera, cerdo y gallina.
  • Pimiento rojo
  • Pimiento verde
  • Cebolla
  • Ajo porro (puerro)
  • Vino
  • Olivas
  • Uvas pasas
  • Alcaparras
  • Papelón
  • Onoto (para colorear)
  • Hojas de palma para envolver
  • Pabilo para amarrar (cordón blanco)

Hallacas de Andreina Pietrini El sabor siempre al centro. Es el "guiso" | Cortesía de "Lourdes Hallaca"

El proceso es laborioso. Mínimo 3 días. El primero compra lo ingredientes. El segundo hace el guiso y al tercer día, claro, resucitan. Salen las hallacas de la cadena de montaje. Cerraditas y amarrás. Listas para comer. Es el plato transversal de la familia venezolana. Se come en abundancia. Siempre. Hace dos años, en mi primer diciembre en Barcelona, me comí media hallaca y un cuarto de pan de jamón; el otro elemento que no debe (ya me queda claro que sí puede) faltar. Así es la vida del emigrante, pensé. De lo bueno, poco.

Este año, Andreina asegura que venderá cerca de 300 hallacas a 8 euros cada una. Dice que es un rebusque digno y que en realidad, para ella es fruto de la necesidad, sí. Pero de la necesidad de conectar con la tradición, con el país, con sus raíces.

La Hallaca se come en familiaLa hallaca se come en familia | Cortesía de "Lourdes Hallaca"

Yo nunca he hecho hallacas. Hacer hallacas es un ritual. Andreina recuerda tener 15 años y quedar atrapada en el ritual familiar de las hallacas. “¡Qué desgracia!”, dice. Sus hermanos mayores, todos hombres, se piraban, se desentendían. Marcaban la milla.

Ella, junto a su madre, se iba al mercado de Guaicaipuro, que es como decir La Boquería y equivocarse. Seguía órdenes y hacía el peor trabajo: lavar las hojas con detergente ACE. “Me sentía como la Esclava Isaura”, dice. La receta familiar pasó de manos de su abuela a manos de Lourdes, su madre.

Y Andreina nunca volvió a hacer hallacas. Fue a la universidad, militó en la política. Se hizo madre. Cambió de país. En 1997, el deseo de la hallaca tocó su puerta. Su madre ya había muerto. Ella no tenía la receta. Skype no existía y llamar a Venezuela para ver si sus hermanos recordaban algo del secreto culinario de Lourdes, en ese entonces, era muy caro.

Mercado de Guaicaipuro en la avenida Andrés Bello de Caracas Foto de @joutade

Se fue a la Boquería: "¿Cómo es que mamá le pedía al merchante?". De pronto, todo aquello le salió natural. "Quería conectar con el país". Y hoy, sus hallacas son todo un homenaje a su madre. Por eso las hallacas de Andreina se llaman Lourdes Hallaca. "Crecí ese día". Andreina dice que fue todo un cambio. Cuando a sus treinta y poco años retomó la tradición, sintió que comenzaba la madurez . "¿Qué edad tienes tú?".

HallacasA partir de 2005 decidió abrirse mercado y ofrecerlas a la venta. Casi le da un infarto cuando el merchante le dijo que el ají dulce salía a 70 euros el kilo. Algunos ingredientes los trae de Venezuela. Para ella, la tradición son los recuerdos de infancia: "Todo el mundo es feliz comiendo hallacas". Y su mezcla de sabores, su complejidad, define nuestro carácter: "Es una vaina muy jodida".

What do you think?

Please keep your comments polite and on-topic.

¿Qué te parece?

comments

Buena resena. Venezolanas, venezolanisimas son las hallacas que no son lo mismo que el tamal carajo! Las hallacas son una radicion navidena tan venezolana como JUlia Andreina misma. Un monton de suerte en esa hermosa tarea!

Marisela

18 December, 2012

Estupendo !! aunque parte del gusto no esta en comerlas sino en reunirse para hacerlas , ensayar algun cambio en la receta , probar la primera , intercambiar halagos y comentarios , mejor aun si se hace oyendo aguinaldos .!! Mi hija con 3 anos en Bcna , se reune con una amiga y su familia cada ano para rendir homenaje a esta actividad iconica de nuestra nacionalidad. !!

Rafael Vivas

24 December, 2013

Tienes toda la razón, Rafael. Lo más importante de las hallacas es el rito. A ver cómo me va con una mesa full de catalanes que se aventuran a probarla hoy por primera vez.

¡Un abrazo y feliz navidad!

La Azotacalles

24 December, 2013

2 notes

  1. En Caracas la vida continúa - La Azotacalles | La Azotacalles reblogged this and added:

    [...] vengo a otro ritmo, acelerado, pero distinto. Vi a mi abuela: dos años sin verla. Me comí mi hallaca angostureña: tradición barinesa de tiempos inmemoriales. Dos años sin comerla. Salí. [Show [...]

  2. Hallacas y pan de jamón: navidad en Barcelona | La Azotacalles reblogged this and added:

    […] Gracias al twitter conseguí mi dealer de pan de jamón: Pessic Biscuit. Y al Facebook, mi dealer de hallacas, Lourdes hallacas. […]